El pase de diapositivas requiere JavaScript.


La Bodega La Pubilla del Taulat con sus viejos toneles para almacenar el vino, los que se cuidan como lo que son “viejos” atenndiéndolos con todo el calor que necesitan, para que a la vez conserven el vino en su estado más óptimo, también dispone de espacios climatizados para que los vinos de reserva se conserven a la temperatura adecuada y luz correspondiente.

Han querido dar un salto al futuro proyectándose hacia el siglo XXI, con toda la experiencia adquirida de sus antecesores y transmitiéndola a sus hijos, para que el día de mañana la bodega siga perdurando en el tiempo, haciendo historia de la mano del barrio que la vio nacer, Poblenou, y ofreciendo vinos y cavas de calidad a su fiel clientela.

Son la quinta generación de La Pubilla del Taulat al servicio del público, en ocasiones se pueden escuchar frases como ésta: “Cuando mi nieto me dice que estuvo haciendo el vermouth en La Pubilla, me trae recuerdos pasados de cuando yo iba con su abuelo de novios”.